• This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • (593-2) 204-1520

Mision

 

El Territorio para el Pueblo kichwa de Pastaza se constituye en el bien más preciado e importante que permite su continuidad como pueblo a lo largo de la historia construida cotidianamente. Desde esta perspectiva, el territorio alcanza distintos conceptos complementarios y dimensiones, entre los que se destacan los siguientes:

 

Se considera como el espacio de vida heredado de los ancestros y antepasados, que ha sido configurado históricamente por las distintas generaciones y en donde se recrean los sistemas económicos, sociales y políticos que reproducen y perpetúan a la sociedad kichwa. El territorio es también identificado como aquel espacio geográfico donde las familias establecen relaciones entre sí y con los demás seres y espíritus protectores de la vida. Así mismo, el territorio es un espacio de vida colectiva, en donde se vive en armonía y de donde se obtienen todos los recursos necesarios para vivir en sumac causai. El territorio es la madre tierra generadora de vidas y desde este contexto, se torna en un espacio vital que debe ser defendido permanentemente de las amenazas externas.

Desde esta perspectiva, las familias en asambleas y reuniones, partiendo de una visión y objetivos de vida compartida proponen una estrategia de control y gestión del territorio colectivo inserta en su plan de vida basada en mecanismos de ordenamiento territorial, normas y regulaciones consensuadas y propuestas de proyectos estratégicos para los hombres y mujeres kichwa. La estrategia de gestión territorial se sustenta en la combinación de los conocimientos ancestrales y del conocimiento exógeno. Los Pueblos Ancestrales han delineado sus planes de vida para la siguiente década con un horizonte de planificación de 8 a 10 años.